Welcome to GPFans

CHOOSE YOUR COUNTRY

  • NL
  • GB
  • FR
  • ES-MX
  • ES-MX
Drive to Survive 4 Ep. 5 Seguir en carrera - Reseña

Drive to Survive 4 Ep. 5 Seguir en carrera - Reseña

Noticias F1

Drive to Survive 4 Ep. 5 Seguir en carrera - Reseña

Drive to Survive 4 Ep. 5 Seguir en carrera - Reseña

Para la quinta entrega de la cuarta temporada de Drive to Survive, nos muestran desde dentro cómo se vivió una parte de la batalla entre McLaren y Ferrari por el tercer lugar del campeonato de constructores.

Las primeras imágenes nos muestran a Daniel Ricciardo en su descanso durante el parón de verano, y cómo recordó los choques que tuvo en la temporada y los difíciles momentos que ha tenido.

Drive to Survive 4 Ep. 4: A la altura de las circunstancias - ReseñaDrive to Survive 4 Ep. 4Leer más

En Fórmula 1 hoy puedes ser un héroe, pero quizá mañana te olviden”, dice el australiano, que además, recalcó que no es un “buen perdedor”, pero que el intentar encontrar respuestas lo carcome por dentro.

Su jefe de equipo, Zak Brown, se sinceró acerca de la temporada que estaban teniendo hasta el momento, “no nos fue bien en la primera parte de la temporada, si eres el líder y entras en pánico, los demás entran en pánico, debes guardar la calma”, dice Brown mientras lo muestran en imágenes jugando hockey.

La carrera siguiente era Monza, un circuito emblemático para Ferrari por ser su casa, pero crucial para McLaren por su necesidad de sumar puntos y no separarse de los italianos.

Charles Leclerc, habló de cómo es para un piloto de la Scuderia, correr en Monza: “En Italia todos cuentan con que tengas una buena carrera”, y agregó, “tenemos un objetivo claro, vencer a McLaren en constructores”.

El ascenso de Ferrari durante 2021 fue algo impactante para todos, ya que en su regreso la escudería del Cavallino Rampante se encontraba igual o mejor que sus rivales de Woking y en ese momento tenían hasta 9 puntos de ventaja en el campeonato de constructores. 

“Ferrari no corre solo para participar, para ganar necesitas un auto rápido, él nuestro está en perfectas condiciones”, dice el jefe de equipo de Ferrari, Mattia Binottio. 

Las críticas estaban sobre la escudería inglesa, ya que lo que parecía un fichaje deslumbrante, Ricciardo no estaba respondiendo con buenas actuaciones, dejándolo como una decepción. 

Zak Brown no estaba de acuerdo y defendió al australiano, “mucha gente nos felicitó por la contratación de Daniel, unos meses después dicen ‘tal vez su apogeo ya pasó’, queremos mostrarle al mundo que contratamos al indicado”.

La clasificación siempre es emocionante, pero ahora en Monza se esperaba que Ferrari diera un golpe sobre la mesa, y las ganas de mostrar su verdadero potencial por parte de Ricciardo, hacían que fuera muy especial e interesante. 

“Con la competencia tan dura, con un pequeño error quedas fuera”, dice el jefe de equipo de McLaren.

Primero salieron los de Maranello, y en la mitad de la vuelta rápida de Leclerc, detectaron un problema en su alerón trasero que estropeo los planes del equipo, “es muy difícil de conducir, es un desastre, ¡Carajo!”, dijo el monegasco por la radio.

“Debemos entender el problema con el auto, hay menos tiempo para mejorarlo y probarlo, pero el equipo es fuerte y sabe cómo reaccionar”, dijo su jefe de equipo en reacción al mal resultado. 

Ferrari terminaría saliendo en séptimo y octavo lugar y ahora vendría el turno de McLaren para intentar quedar por enfrente.

El primero en salir fue Ricciardo, que con una gran vuelta se impuso en la quinta posición, cuando fue el turno de Lando Norris lo hizo igual de bien, resultando en un arranque en cuarto y quinto sitio para el equipo inglés. “¡Si carajo!, dijo Zak Brown.

La tensión entre Norris y Ricciardo creció cuando le anunciaron al australiano el resultado de su compañero, “Daniel quedaste quinto, y esto no te va a gustar, seis milisegundos detrás de Lando”, a lo que respondió el piloto, “sí, tienes razón, es una basura”.

Instantes después, se le veía visiblemente frustrado al piloto más experimentado de McLaren, “el cronómetro no miente, soy más lento, estoy muy enojado”.

Vendría un momento clave en la temporada, se probarían por primera vez las “Sprint Race”, método de clasificación donde los pilotos corren a 18 vueltas para decidir el orden de salida, 

“Para Daniel, su fortaleza no es la clasificación, la carrera sprint le permitirá demostrar su habilidad”, dijo Zak Brown.

Arrancó la carrera y el australiano tuvo un gran inicio, posicionándose solo por detrás de Max Verstappen y adelante de Norris, luego Pierre Gasly tendría fallas en su alerón frontal que resultarían con el inglés fuera de pista.

La carrera terminaba y los McLaren quedaban en segunda y tercera posición, un poco lejos del quinto y sexto de Ferrari. “Creo que Ferrari siente la presión de ser local”, dice Brown.

Con un ambiente muy tenso, los de Maranello se reunían después de la decepción de su “sprint race” y su jefe de equipo se limitó a decir: “Conocemos nuestros puntos débiles, hay mucho trabajo por hacer, pero sabemos exactamente que hay que hacer y eso es lo importante”.

La carrera era una oportunidad importante para McLaren, desde hace mucho no arrancaban desde tan adelante y era la posibilidad para el regreso a la victoria de Ricciardo.

“Me gusta el equipo, me siento increíble con él, únicamente tengo que rendir en pista y regresarles algo de todo lo que me han dado”, dijo el australiano.

Se apagaban las luces y en el inicio de la carrera, Daniel comenzaba muy bien y lograba superar a Verstappen en la primera curva, mientras más atrás en el pelotón Sainz se tocaban con Antonio Giovanazzi y lo sacaba de la pista.

Por su parte, Lando Norris se defendía del acoso de Lewis Hamilton, y lo hacía de una manera increíble, manteniendo su posición por varias curvas y dejando atrás al multicampeón. 

Venía la hora de la verdad, “si hay un punto donde somos débiles, es los pits”, dice el australiano a las cámaras de Netflix, mientras se mostraba cuando entraban a cambiar neumáticos McLaren y Red Bull, los ingleses lograban hacer una parada espectacular y salían primero. 

Cuando entró Hamilton a cambiar sus neumáticos, al salir se cruzó con su rival Verstappen, el británico intento salir por delante del neerlandés rumbo a la curva 1 y resultaría con el auto de Max en los aires, regalándonos una de las imágenes más impresionantes e impactantes de la serie.

El auto de Red Bull salía disparado a la barrera, la preocupación también estaba en Hamilton porque literalmente tuvo un auto de F1 por encima, finalmente al salir, Max dijo muy molesto: “eso pasa por no dejar maldito espacio”.

Cuando reinició la carrera, McLaren ya se encontraba con sus autos en la primera y tercera posición, en la segunda chicane del circuito, Norris logró pasar a Leclerc y se ponía solo por detrás de su compañero.

Lando llevaba un ritmo espectacular y preguntó por la radio si es que era lo mejor que se quedase en segunda posición, su equipo le da la orden de que mantenga su posición.

Finalmente, Daniel Ricciardo se llevaba la victoria en el Gran Premio de Monza, y McLaren hacía el doblete en casa de si máximo rival, “en el fondo sabía que esto iba a pasar, gracias a todos los que me apoyaron, a quienes creyeron que me había ido, nunca lo hice”, dijo el australiano al cruzar la línea de meta.

“Parecía el viejo Daniel cuando conducía nuestros autos, una conducción fantástica, todos en el paddock estaban feliz de verlo ganar”, dijo Christian Horner a Netflix, quien también se sumó Günther Steiner: “La parte mental es difícil de manejar, todos son diferentes, solo los mejores lo logran”.

Luego de la carrera, pudimos ver a Max felicitando a su excompañero, “felicidades, lo lograste, fue un buen inicio”, “gracias, gracias”, le respondió Daniel.

Visiblemente emocionado, Zak dijo, “fueron las 52 vueltas más emocionantes de mi vida en el automovilismo, estar con los pilotos en el podio fue una sensación increíble”.

El capítulo finalizaba mostrando a McLaren por encima de Ferrari en la tabla del campeonato de constructores  y con una última escena curiosa, el jefe de equipo, Zak Brown tatuándose la pista y la fecha de la victoria en su brazo izquierdo.

Ontdek het op Google Play