Welcome to GPFans

CHOOSE YOUR COUNTRY

  • NL
  • GB
  • FR
  • ES-MX
  • ES-MX
Lecciones de mitad de la temporada 2022 de la Fórmula 1

Lecciones de mitad de la temporada 2022 de la Fórmula 1

Noticias F1

Lecciones de mitad de la temporada 2022 de la Fórmula 1

Lecciones de mitad de la temporada 2022 de la Fórmula 1
Ángel Armando Castellanos

La temporada 2022 de la Fórmula 1 llegó a 11 Grandes Premios disputados de 22 que están en el calendario, es decir, la mitad.

Tras el Gran Premio de Austria hay algunas cosas que ya están bastante claras en esta campaña y que vale la pena recopilar.

Este ciclo ha sido un poco accidentado, sobre todo por los cambios. Cambio es una palabra que sirve para explicar esta F1.

Primero por el nuevo reglamento que incluyó el regreso de un efecto suelo ausente desde hace varias décadas.

Segundo, porque el calendario tuvo que ser modificado de última hora por la invasión rusa a Ucrania, algo que también tuvo efectos en la parrilla de pilotos.

Hay algunas postales memorables en este Gran Circo. El público hispano se entusiasmó con las victorias de Sergio Checo Pérez en Mónaco y de Carlos Sainz en Gran Bretaña.

A continuación hacemos un recopilatorio de lo que nos ha dejado esta mitad de temporada en la Fórmula 1 2022.

Cambios no ayudaron del todo

La temporada 2022 llegó con la etiqueta de cambios en el deporte. Volvía el efecto suelo y todos los equipos pronosticaban mucha emoción por los rebases, y tenían razón.

Casi en todos los Grandes Premios los adelantamientos han sido protagonistas. Hay batallas para mirar a placer.

Sin embargo, las letras chiquitas decían algo que casi nadie leyó de arranque: efecto suelo=marsopa. Este ha sido el mayor problema de esta Fórmula 1 y los pilotos se han quejado durante casi toda la campaña.

Los primeros en reclamar fueron los de Mercedes. Poco a poco se fue uniendo casi toda la parrilla, avisando que se trataba de una cuestión de evitar accidentes. Si no se controlaba el coche tarde o temprano el rebote provocaría que alguno se estrellara contra muros en circuitos angostos.

La respuesta ha llegado. El último anuncio indica que para el Gran Premio de Bélgica el rebote será historia a partir de modificaciones técnicas en las normas.

Paridad, a medias

El efecto suelo y los rebases en cada carrera tendrían una consecuencia agradable para el espectador: carreras más parejas. Se ha logrado, pero sólo a medias.

Tras 11 carreras las distancias marcan quién sí y quién no aspira a pelear por lo máximo. Entre los dos equipos punteros (Red Bull y Ferrari) hay 56 puntos de diferencia. Del segundo al tercero (Ferrari y Mercedes, respectivamente) son 66, una distancia que se ha visto reducida especialmente con los tres podios seguidos que Lewis Hamilton logró en los últimos Grandes Premios.

La situación cambia cuando se revisa cuánto le falta al cuarto para alcanzar al tercero. McLaren está a 156 unidades de las Flechas Plateadas.

Además, los podios suelen ser ocupados por pilotos de austriacos e italianos. Sólo alguna intervención de Lando Norris (GP de Emilia-Romagna) cambió el guión, más tres de George Russell y las de Lewis Hamilton.

Es decir, mucha emoción con los adelantamientos, pero a la hora de la verdad no hay sorpresas.

Fiabilidad, clave

Los podios de Hamilton, Russell y Norris estuvieron marcados por los problemas entre uno o los dos pilotos de Red Bull y/o Ferrari.

Desde el primer Gran Premio de la campaña (Bahréin) hubo subidas a la tribuna que tuvieron como paréntesis los fallos en los coches que estaban siendo los más rápidos.

La fiabilidad ha afectado a casi todos los equipos y provocado abandonos. Sólo Mercedes -fastidiado por la marsopa- se ha salvado de abandonar por inconvenientes con sus coches.

Al final eso ha condicionado los resultados y provocado más de un roce de los conductores con sus escuderías.

El candidato es Verstappen

Tras 11 carreras celebradas huele a bicampeón en la Fórmula 1. Max ha ganado seis (más de la mitad) de las disputadas y ha confirmado que si su Red Bull está bien, puede imponerse con cierta comodidad.

El compañero de Sergio Checo Pérez en Red Bull empezó el 2022 con serias dudas. Dos abandonos en tres pruebas alertaban al equipo y provocaban que el estuviera sumamente molesto.

Después las cosas mejoraron para él y se acostumbró a dominar. Desde su DNF en Australia suma cinco triunfos, un tercer lugar y un segundo lugar.

Su séptimo puesto en Gran Bretaña estuvo marcado por el problema antes citado: la fiabilidad de su coche.

Ahora mismo es el mandón del Campeonato de Pilotos con una ventaja de 38 puntos (208 vs 170) sobre Charles Leclerc. No debería confiarse, pero con el acelerador a fondo, puede celebrar a fin de año.

Sainz: entre poca fiabilidad y choques

Cuatro abandonos en 11 carreras, promedio de uno cada 2.75. De esos cuatro, tres han sido responsabilidad ajena (él admitió su culpa al caer en la trampa de grava de Australia) y de esos tres, dos han tenido que ver directamente con el coche (en Imola se fue por un golpe de Daniel Ricciardo).

El último campeón de la Fórmula 1 en registrar esa cifra de DNFs fue Michael Schumacher en el 2000. Aferrarse a esa cifra y esperar que Ferrari no le falle más de aquí a Abu Dhabi puede ayudar a que Carlos Sainz mantenga intacto su sueño del título.

Hoy se ve más complicado, sobre todo porque Charles Leclerc viene de ganar la última competencia. Aunque Mattia Binotto jefe de Ferrari dice que están dejando pelear a los pilotos, ya hay voces que gritan que en cualquier momento la balanza se inclinará a favor del monegasco.

Carlos no puede permitirse otro error si quiere seguir siendo considerado de forma especial por el equipo en su segundo año. Ya logró el objetivo número 1 de su 2022: ganar una carrera; ahora le toca el segundo: la regularidad.

Red Bull ya no puede fallarle a Checo

Siguiendo con los problemas de fiabilidad es el turno de Sergio Checo Pérez. Vaya pesadilla ha vivido en los últimos Grandes Premios.

El mexicano empezó el 2022 en forma traumática con el abandono en Bahréin, pero después la situación mejoró muchísimo. Decía sentirse muy cómodo con el coche y se notaba en sus resultados, pero ahora ha admitido que le gustaba más como era antes.

Para colmo de males suma dos abandonos en las últimas tres carreras y en uno culpó directamente al equipo por los problemas en su motor. En el segundo hubo complicidad de George Russell por pegarle, pero aún así el coche no parecía dar más de sí.

Busca con ansias seguir en la pelea por el título aunque no esté tan contento. Los números todavía no lo sueltan: está a 57 de Max Verstappen y es tercero de la Clasificación Individual.

Sin embargo, él ya avisó que si aparece otro DNF tendrá que despedirse de su sueño de lograr el título en esta temporada. De nuevo, la cifra más baja la marca Schumacher en el 2000, pero es sólo una excepción a la regla.

Alonso no tiene el mismo coche que Ocon

Parece que los problemas invaden a los pilotos que hablan español en esta campaña. Que se lo pregunten a Fernando Alonso.

Desde el primer Gran Premio del 2022 grita de frustración por los problemas de su coche. Y no es para menos, ha usado cinco motores.

El equipo le reconoce su talento y oficio. Cada vez que Otmar Szafnauer (jefe de Alpine) habla de él hace referencia a esas cualidades, pero en los hechos no parece corresponder.

Tras el Gran Premio de Austria hizo público algo duro: no tiene el mismo coche que Esteban Ocon su compañero en la escudería.

Esteban apenas ha padecido con el A522 y suele estar en zona de puntos (sólo ha faltado en tres de 11 GPs), algo distinto a un Alonso que celebra sus top 10.

Entre las unidades de potencia y la carrocería (en Imola, por ejemplo), los abandonos han sido el pan de cada día del español.

Mercedes no mentía

Cuando empezaron las pruebas de pretemporada en Barcelona y Bahréin, Lewis Hamilton y George Russell decían que su coche no estaban bien y que les iba a costar pelear por los triunfos en este 2022. La respuesta de Red Bull y Ferrari indicaba desconfianza y más bien sugería que era parte de su estrategia para luego pegar con fuerza.

Pero Mercedes no mentía. El coche ha sido de los que más ha padecido por el rebote y Lewis quien más ha sufrido en ese sentido.

De ser candidato natural al título cuando la temporada apenas estaba por iniciar, ahora está a 66 puntos de los Toros Rojos. Ha recortado distancia, pero los mismos conductores admiten que ganar todavía no está en el horizonte.

El problema de Haas era Mazepin

Nikita Mazepin ha sido uno de los protagonistas de esta temporada y no por algo bueno. Con la pretemporada por iniciar también lo hizo la invasión rusa a Ucrania, algo que provocó su despido y el de su padre (Dmitry) de Haas.

Los Mazepin aportaban dinero, pero no puntos. La respuesta pasó por el regreso de Kevin Magnussen y la confianza en Mick Schumacher. Funcionó.

No es que el equipo estadounidense sea puntero o aspire a serlo, pero las cero unidades del 2021 (con Mazepin manejando) se han convertido en 34 en este 2022.

Para el recuerdo quedarán dos postales: el quinto lugar de Magnussen en su 'redebut' en la Fórmula 1 y las primeras unidades de Schumacher gracias a su octavo lugar en Silverstone.

¿Qué otros momentos recordarías tú? Escríbelos en los comentarios

¿Deberían Alpine y McLaren intercambiar a Alonso y Ricciardo?

16014 votos
Ontdek het op Google Play